Igel disrupt 2018

Ene 23, 2018 | Igel | 1 Comentario

La participación superó los 350 asistentes de toda Europa y las charlas y workshops resultaron de lo más interesante, pudiendo ver la visión de distintos actores en este mercado.

 

Las jornadas comenzaron con la intervención de NATHAN HILL (Research Vice President de @Gartner) que nos ofreció la visión de Gartner del mercado del puesto de trabajo, cuando y porqué virtualizarlo y con qué tecnologías.

Después participaron los grandes líderes en la virtualización del puesto de trabajo, por parte de @Citrix participó CHRISTIAN REILLY (Vice President & CTO, Global Product & Technology Strategy), por parte de @VMWare, BRIAN GAMMAGE (Chief Market Technologist) y por parte de @Microsoft, JUSTIN HAIDUK (Principal Solution Specialist IoT – Europe,  Middle East, Africa).

Especialmente interesantes me resultaron las ponencias de MIKE SCHUMACHER (CEO y Fundador de
@Lakeside Software), con su experiencia de más de 20 años en el mercado nos explicó la importancia de hacer un buen análisis de la situación previa a la virtualización para poder determinar mejor las necesidades de cada usuario y organización y posteriormente poder monitorizar el rendimiento y gestionarlo adecuadamente, actualmente gestionan y monitorizan las infraestructuras de más de 3 millones de usuarios.

 

La otra ponencia que me gustó mucho fue la de DOUG BROWN (Global Technologist, IGEL Editor, y editor de DABCC), con una historia en el mundo de la virtualización del puesto de trabajo desde sus inicios, allá por la década de los 90, compartí con él una charla después de su presentación y recordamos los inicios de Citrix, con Ed Lacabucci, Mark Templeton y José Carreiro, y con los productos de la época, WinView (basado en OS2), Winframe (en NT 3,51), y el lanzamiento de Metaframe después del acuerdo entre Citrix y Microsoft en 1998. ¡¡¡ Qué tiempos aquellos!!!

 

Con más de 30 expositores, fabricantes, proveedores de servicios, y analistas, el evento se puede considerar un gran éxito, tanto por la presencia de los sponsors como por la asistencia, que superó las expectativas de los organizadores y tuvieron que cerrar las inscripciones con varias semanas de antelación.

 

Por ponerle un “pero”, creo que la ciudad de Bremen, a pesar de ser la ciudad sede del organizador, IGEL, no es la mejor elección para este tipo de eventos si se pretende que sea un referente anual, las conexiones desde el resto de Europa, no son las mejores, hubiera sido mejor elegir otras ciudades como Múnich o Berlín, si querían que fuesen alemanas.

 

Esperaré con ganas la próxima edición